domingo, 2 de junio de 2013

“Narcotráfico y terrorismo son usados por EEUU para invadir y saquear recursos naturales”


El presidente boliviano, Evo Morales, dijo este martes que su país demostrará que está mejor con la implementación de políticas y estrategias propias que bajo la influencia de Estados Unidos.

Bolivia ordenó recientemente la salida completa de la DEA, la agencia antidrogas de EEUU.

Durante un acto en el que entregó 30 vehículos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), en la ciudad de La Paz, Morales aseguró que “el narcotráfico, el terrorismo, el autoritarismo es usado por el Gobierno de Estados Unidos para invadir, dominar y saquear los recursos naturales de los países”, y ejemplificó con la reciente invasión contra Libia.

Antes el pétroleo de Libia era de los libios, “ahora el petroleo de Libia es de los Estados Unidos y algunos países europeos”; la invasión y la intervención en el país africano fue para arrebatarle su petróleo, reflexionó.

Aseveró que cuando Estados Unidos dice que Bolivia es un narcoestado la afirmación contrasta con los datos que tiene su Gobierno, que “son datos contundentes que demuestran que después de nacionalizar la lucha contra el narcotrafico ahora estamos mejor que con ellos”.

“En Bolivia y algunos países de latinoamérica nacionalizamos y recuperamos nuestros recursos naturales y estamos mejor ahora, y ¿qué pasó con los saqueadores?, están en crisis ahora, para mí es muy obvia la relación”, consideró.

Morales aseveró que “la política antinarcotráfico de Estados Unidos es un fracaso”. “La droga para Estados Unidos es un doble negocio, primero el negocio de la droga que mueve dinero en el imperio, y otro, el negocio del tráfico de armas: ellos ponen las armas y nosotros los muertos, es un doble negocio”, expuso.

“La polícia arresta a un narcotráficante, y ¿qué pasa a las dos semanas?: la Justicia lo deja libre, hay un negocio entre los narcotraficantes y la Justicia”, abundó. Además, “Los agentes encubiertos de los Estados Unidos son usados con fines políticos”.

“Me siento feliz, orgulloso por nuestra patria, por la lucha que hemos emprendido contra el narcotrafico, hemos aprendido a dignificarlo”, comentó. “Lo más importante de nuestra lucha es el control social, quiero felicitar a los campesinos, la participación del puebo es otro modelo de la lucha contra el narcotráfico”, añadió.

Entre los resultados de “nuestra política soberana a nivel internacional está el reconocimiento de nuestra lucha en las Naciones Unidas y de organizaciones como la OEA (Organización de Estados Americanos)”.

“Estamos mejor en la lucha contra el narcotrafico, si tuvieramos más equipo como radares y helicópteros estoy convencido que seríamos modelo de la lucha contra el narcotráfico; nuestros policías tienen mucha experiencia, son expertos, pero lamentablemente unos pocos se han dejado llevar por estos grupos (criminales) y hoy están en las cárceles”, reconoció.

Refirió que el gobierno estadounidense escamotea los logros de Bolivia en busca de que se aplace su reconocimiento en la lucha contra el narcotráfico, pero avales como el de la ONU y la OEA son “un reconocimiento al trabajo policial y del Estado que hemos ralizado soberanamente”. “Vamos a demostrar que sin ellos estamos mejores, que aquí con hombres honestos con capitanes honestos al lado de su tropa podemos ser ejemplo en el mundo”, adelantó.

“Los resultados de nuestra lucha contra el narcotráfico están allí pero los enemigos internos y externos están intentando sabotearlos”, por lo que exhortó a seguir mejorando e innovando para demostr “con datos nuestros modelos” en la próxima cumbre contra el narcotrafico. “Nuestra tarea es demostrar que este nuevo modelo con la participación del pueblo es mejor que todos los de Estados Unidos, que han fracasado”, insistió.

Ante la salida completa de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA por sus siglas en ingles), Morales Ayma pidió al comandante de la Felcn identificar a los enemigos internos y externos de la patria.

Para el gobernante la salida de la DEA representa para Bolivia el cierre del último capítulo de injerencia en la soberanía nacional “que permite ver en contraste mejores resultados en la lucha contra las drogas en Bolivia, sin violación de derechos humanos y con la protección del medio ambiente”.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada